Home Puerto Rico Project Puerto Rico’s Astonishing Educator and Suffragist, Ana Roqué Géigel de Duprey

Puerto Rico’s Astonishing Educator and Suffragist, Ana Roqué Géigel de Duprey

714
0
Ana Roqué Géigel de Duprey, also known by her pen name, “Flor del Valle, “for work in botany, was born in Aguadilla, Puerto Rico, on April 18, 1853.
From the outset, Roqué was an exceptional child. At three, she learned to read and write. After losing her mother, she was raised by her father, aunt, and grandmother, who were educators. 
Roqué breezed through public school. Also, at eleven, she was the youngest teacher’s assistant in Puerto Rico and the author of the book “Elements of Universal Geography for Primary, Elementary, and Higher Education,” published by Puerto Rico’s Department of Education. Additionally, she passed the teacher’s exam.
In 1872, at 19, Roqué married Luis Duprey, a wealthy landowner and enslaver. As the story goes, she married Duprey on the condition that she be allowed to educate the enslaved people and they not be forced to bow before their master (Puerto Rico abolished slavery one year later). 
The Duprey had three children: Luis, Borinquén, and America.
In 1898, Duprey founded the first and only magazine for women, “La Mujer.” Also, she was a contributing writer for the newspapers “El Buscapie,” “El Imparcial,” and “El Mundo.” Later, Duprey founded the magazines “La Mujer de Siglo” (1907), “Heraldo Mujer” (1920), and “Euterpe,” which was instrumental in raising funds for the internationally renowned pianist-composer Ana (Anita) Otero Hernandez (1861-1905). 
In addition to her work as an educator, in 1899, Roqué was appointed the director of the Normal School of San Juan. In the years following the 1898 invasion by the U.S., Roqué taught English so that the students could more easily communicate with American officials. By 1902, she had established a teacher’s academy, a high school for girls (Liceo Ponceño), and the College of Mayagüez. The latter eventually became a part of the University of Puerto Rico, which Roqué also helped to found.
Roqué began her now-prominent study, Botánica Antillana (“Botany of the Antilles”), in the early 1900s. It has long been overlooked, but it is one of the most comprehensive studies of Caribbean flora from the early twentieth century. In 30-plus notebooks, Roqué documented over 6,000 trees and plants, featuring her color illustrations and notes designed to make each specimen’s medicinal and agricultural properties accessible to the average person. The text is still relevant for improving sustainable agriculture in Puerto Rico today. Regrettably, Roqué did not live to see her labor of love published; however, the botanist, Dr. Jorge Carlos Trejo, is digitizing, transcribing, annotating, and publishing the final manuscript.
In 1917, Roqué and a group of women founded the Puerto Rican Feminist League, the first organization on the island dedicated to the issue of women’s rights. In 1921, the organization focused on voting rights as the Suffragist Social League. By 1924, political differences led to the formation of the Association of Women Suffragists, which fought for suffrage without restrictions.
Astronomy was another of Roqué passions. She gave lectures and prepared a section on the heavens of Puerto Rico and astronomical activity in the work “El libro de Puerto Rico” by Eugenio Fernández García. Her research was also recognized by the Astronomical Society of France, which made her an honorary member.
In 1932, the University of Puerto Rico awarded Roqué an honorary doctorate. Also, she was named honorary president of the Puerto Rican Liberal Party.
Ana Roqué Géigel de Duprey died in Rio Piedras in 1933 at the ripe age of 100. Today, a high school in Humacao, an elementary school in Chicago, and a street in San Juan bear her name.
After Roqué’s death, the poet Padilla de Sanz wrote the poem “La Hija” in Roqué’s honor. The poem paid tribute to Roqué’s life and alluded to the broader struggle of the women’s suffragist movement. Also, Roqué was posthumously named an honoree of the National Women’s History Alliance in 2020.
Ana Roqué de Duprey was a forward-thinking woman, a national treasure, and an exemplary role model for women everywhere. This begs the existential question: why is she not a household name?
In addition to her work as an educator, in 1899, Roqué was appointed director of the San Juan Normal School. In the years after the American invasion of 1898, Roqué taught English so students could communicate more easily with American officials. By 1902, she had established a teachers’ academy, a girls’ secondary school (Liceo Ponceño), and the Colegio de Mayagüez. The latter eventually became part of the University of Puerto Rico, which Roqué also helped found.
Ana Roqué de Duprey was a forward-thinking woman, a national treasure, and an exemplary role model for women worldwide. This raises the existential question: why is she not a household name?
Botanica Antillana
Ana Roqué Géigel de Duprey, también conocida por su seudónimo, “Flor del Valle”, por su trabajo en botánica, nació en Aguadilla, Puerto Rico, el 18 de abril de 1853.
Desde el principio, Roqué fue un niño excepcional. A los tres años aprendió a leer y escribir. Después de perder a su madre, fue criada por su padre, su tía y su abuela, quienes eran educadores.
Roqué pasó rápidamente por la escuela pública. Además, a los once años, fue la asistente de maestra más joven de Puerto Rico y autora del libro “Elementos de Geografía Universal para la Educación Primaria, Elemental y Superior”, publicado por el Departamento de Educación de Puerto Rico. Además, aprobó el examen de profesora.
En 1872, a los 19 años, Roqué se casó con Luis Duprey, un rico terrateniente y esclavista. Según cuenta la historia, se casó con Duprey con la condición de que se le permitiera educar a los esclavos y no se los obligara a inclinarse ante su amo (Puerto Rico abolió la esclavitud un año después).
Los Duprey tuvieron tres hijos: Luis, Borinquén y América.
En 1898, Duprey fundó la primera y única revista para mujeres, “La Mujer”. Además, fue colaboradora de los diarios “El Buscapie”, “El Imparcial” y “El Mundo”. Posteriormente, Duprey fundó las revistas “La Mujer de Siglo” (1907), “Heraldo Mujer” (1920) y “Euterpe”, que contribuyó decisivamente a recaudar fondos para la pianista y compositora de renombre internacional Ana (Anita) Otero Hernández (1861). -1905).
Además de su labor como educadora, en 1899 Roqué fue nombrada directora de la Escuela Normal de San Juan. En los años posteriores a la invasión estadounidense de 1898, Roqué enseñó inglés para que los estudiantes pudieran comunicarse más fácilmente con los funcionarios estadounidenses. Para 1902, había establecido una academia de profesores, una escuela secundaria para niñas (Liceo Ponceño) y el Colegio de Mayagüez. Esta última eventualmente pasó a formar parte de la Universidad de Puerto Rico, que Roqué también ayudó a fundar.
Roqué comenzó su ahora destacado estudio, Botánica Antillana, a principios del siglo XX. Durante mucho tiempo se ha pasado por alto, pero es uno de los estudios más completos sobre la flora caribeña de principios del siglo XX. En más de 30 cuadernos, Roqué documentó más de 6.000 árboles y plantas, con ilustraciones en color y notas diseñadas para hacer que las propiedades medicinales y agrícolas de cada espécimen sean accesibles para la persona promedio. El texto sigue siendo relevante para mejorar la agricultura sostenible en Puerto Rico hoy. Lamentablemente, Roqué no vivió para ver publicada su obra de amor; sin embargo, el botánico Dr. Jorge Carlos Trejo se encuentra digitalizando, transcribiendo, anotando y publicando el manuscrito final.
En 1917, Roqué y un grupo de mujeres fundaron la Liga Feminista Puertorriqueña, la primera organización en la isla dedicada al tema de los derechos de las mujeres. En 1921, la organización se centró en los derechos de voto como Liga Social Sufragista. En 1924, las diferencias políticas llevaron a la formación de la Asociación de Mujeres Sufragistas, que luchaba por el sufragio sin restricciones.
La astronomía era otra de las pasiones de Roqué. Dio conferencias y preparó una sección sobre los cielos de Puerto Rico y la actividad astronómica en la obra “El libro de Puerto Rico” de Eugenio Fernández García. Su investigación también fue reconocida por la Sociedad Astronómica de Francia, que la nombró miembro honorario.
En 1932, la Universidad de Puerto Rico le otorgó a Roqué un doctorado honoris causa. Además, fue nombrada presidenta honoraria del Partido Liberal Puertorriqueño.
Ana Roqué Géigel de Duprey murió en Río Piedras en 1933, a la edad de 100 años. Hoy, una escuela secundaria en Humacao, una escuela primaria en Chicago y una calle en San Juan llevan su nombre.
Tras la muerte de Roqué, el poeta Padilla de Sanz escribe el poema “La Hija” en honor a Roqué. El poema rindió homenaje a la vida de Roqué y aludió a la lucha más amplia del movimiento sufragista femenino. Además, Roqué fue nombrada póstumamente homenajeada de la Alianza Nacional de Mujeres por la Historia en 2020.
Además de su labor como educadora, en 1899 Roqué fue nombrada directora de la Escuela Normal de San Juan. En los años posteriores a la invasión estadounidense de 1898, Roqué enseñó inglés para que los estudiantes pudieran comunicarse más fácilmente con los funcionarios estadounidenses. Para 1902, había establecido una academia de profesores, una escuela secundaria para niñas (Liceo Ponceño) y el Colegio de Mayagüez. Esta última eventualmente pasó a formar parte de la Universidad de Puerto Rico, que Roqué también ayudó a fundar.
Ana Roqué de Duprey fue una mujer con visión de futuro, un tesoro nacional y un modelo ejemplar para las mujeres de todo el mundo. Esto plantea la pregunta existencial: ¿por qué no es un nombre familiar?


Books by Ana Roqué Géigel de Duprey

(1888) Elementos de geografía universal para la enseñanza primaria, elemental y superior. Humacao: Imprenta de Otero.
(1889). Explicación de la gramática castellana. Humacao: n.p.
(1894). Explicaciones de pedagogía. Humacao: Imprenta El Criterio.
(1894). “Flor sin alma.” La ilustración Puertorriqueña. 10 Julio: 86-87.
(1894). Pasatiempos. Humacao: n.p.(1895). Novelas y cuentos. Ponce: n.p.
(1895). Sara la obrera y otros cuentos. Ponce: Imprenta Manuel López.
(1903). Luz y sombra. Ponce: Tip. De Quintín Negrón Sanjurjo.
(1908). “Estudio sobre la flora puertorriqueña.” Cuarto centenario de la colonización cristiana de Puerto Rico. San Juan: Tipografía Boletín Mercantil. 211-215.
(1917). “Apreciaciones falsas.” La mujer del siglo XX, 3 Sept.
(1917). “Via-Crucis.” La mujer del siglo XX, 7 (31 Agosto.).
(1919). Un ruso en Puerto Rico. Ponce: Imprenta Manuel López.
(1929). “A la mujer puertorriqueña.” Revista de la asociación de mujeres graduadas de la UPR 4.1: 20-21.
(1933). “A las mujeres puertorriqueñas: aclaraciones.” MS. Colección de manuscritos de Ana Roqué de Duprey. Puerto Rico: Biblioteca digital puertorriqueña, Universidad de Puerto Rico.

Sources

Ana Roqué de Duprey – womenshistory.org
Ana Roqué de Duprey – University of Puerto Rico (Rio Piedras)
Ana Roqué de Duprey, Puerto Rico’s Astonish Suffragist and Educator – History Hustle
 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here